“Nada resulta más engañoso que un hecho evidente”.  Sherlock Holmes.